Juan Espadas plantea a Moreno Bonilla acuerdos para conducir su presupuesto “de derechas” hacia el compromiso social y el apoyo a la Andalucía real

“Andalucía necesita otro presupuesto, no a la derecha sino dirigido al compromiso social y a atender las necesidades de la Andalucía real”. Así lo ha asegurado el secretario general del PSOE de Andalucía, Juan Espadas, que ha planteado cambios en las cuentas públicas del PP para 2023 desde el acuerdo con Moreno Bonilla y en base a unas 210 enmiendas parciales socialistas por 3.000 millones de euros.

Juan Espadas ha explicado que el PSOE es “un partido de gobierno que trabaja desde el rigor y no plantea imposibles” con un amplio paquete de enmiendas parciales que la “clara finalidad de construir un presupuesto para gobernar Andalucía real de 2023”. 

Ha señalado que, de momento, Moreno Bonilla y el PP “renuncian al diálogo” también en el debate presupuestario porque prefieren “pactar con Vox. Hubo elecciones en junio pero no ha cambiado nada el escenario político con el que el PP gobierna desde hacer cuatro años: no atiende propuestas socialistas y llega siempre a acuerdos de manera fácil y cómoda con Vox”. “Vox está por agradar al PP y el PP, por acordar con ellos”, ha resumido.

Aun así, el también presidente del Grupo Socialista ha defendido las enmiendas parciales al nuevo presupuesto apelando a cinco grandes acuerdos con el Gobierno de la Junta que, según ha señalado, deben partir de cambios profundos en los ingresos “a los que el PP renuncia. Lo primero es revertir medidas fiscales de Moreno Bonilla”, ha remarcado Espadas, rechazando la supresión de impuestos para rentas altas, como Patrimonio, o del canon del agua. Ha sumado la vuelta a la subasta de medicamentos, la reprogramación de fondos europeos no contemplados en el proyecto presupuestario, el ahorro en gastos “que consideramos superfluo” en administración general de áreas como Presidencia y publicidad y propaganda institucional, y el ajuste “en volumen de recursos en deuda pública”.

Como primer gran acuerdo presupuestario, el líder socialista andaluz ha planteado introducir en el presupuesto “un paquete de medidas de lucha contra la inflación y de apoyo económico a familias, clases trabajadoras, autónomos y quienes más sufren la crisis”, con iniciativas como desgravación fiscal de hasta 300 euros a familias de rentas medias para paliar la subida de las hipotecas, ayudas económicas de 200 euros para hogares vulnerables que complementen las estatales (25 millones en total), respaldo económico de 300 euros a autónomos de sectores afectados por la crisis (90 millones), rebaja del 10% en tasas y precios públicos (29 millones) y bonificación en el transporte público autonómico desde la Junta (35 millones).

En un segundo grupo de enmiendas parciales ofrece Juan Espadas un nuevo pacto a Moreno Bonilla para la modernización del tejido productivo y transformación de sectores económicos, apoyados en fondos europeos para el reequilibrio territorial y la cohesión social de la comunidad. Ha destacado varias medidas, como 275 millones para apoyar a sectores económicos especialmente dañados por la sequía, como el primario y la agroindustria y la segunda; el aumento en 100 millones de lo presupuestado para entidades locales en la Patrica y 20 millones para municipios en riesgo de despoblación, y 260 millones para mejoras en infraestructuras de comunicaciones que empiecen a resolver “los incumplimientos” de Moreno Bonilla en proyectos como las autovías del Olivar y del Almanzora. 

El tercer acuerdo presentado por Espadas contempla que el Gobierno andaluz aborde de verdad “los problemas reales” de la sanidad, la educación y la dependencia. Para el secretario regional socialista, la sanidad pública es “elemento nuclear” de cualquier entendimiento del PSOE con el PP aunque, según ha criticado, “la consejera no escucha” y el PP tiene “bloqueada” la solución para 12.000 sanitarios que acaban contrato este mes. Las enmiendas socialistas en sanidad implican cambios en el gasto de unos 990 millones de euros, de los que 600 millones se destinan a estabilizar a esos 12.000 sanitarios “en riesgo” de perder su empleo y a ampliar más las plantillas, de forma que se incremente en un 10% y con prioridad para atención primaria y salud mental. 

En cuanto a servicios sanitarios, el responsable regional socialista ha recordado el “listado enorme de compromisos pendientes” de Moreno Bonilla y ha planteado que “al menos cumpla uno”, aceptando enmiendas del PSOE por 250 millones para centros de atención sanitaria que suponen un 50% más respecto a lo consignado en las cuentas autonómicas de 2023 y, concretamente, 44,6 millones para atención temprana.

En educación, el Grupo Socialista propone enmiendas por 200 millones euros más de lo reflejado en el PP en su presupuesto para un amplio programa de reforma y construcción de centros de enseñanza, incluyendo actuaciones de bioclimatización y avances reales en la gratuidad de Infantil de 0 a 3 años con mayor consignación para bonificaciones en las escuelas infantiles. 

Junto a 38 millones más para financiación de las universidades públicas en el próximo ejercicio, Juan Espadas se ha adentrado en los servicios sociales cuantificando en 173 millones las enmiendas socialistas para complementar las pensiones no contributivas y asistenciales (20 millones), mejorar el precio-hora de la ayuda a domicilio (75 millones) y ampliar la financiación de residencias de mayores y discapacidad “porque si no se rectifica habrá cierre de centros”, según ha advertido. El incremento de la renta mínima de inserción es otro elemento fundamental para el PSOE, como los 30 millones planteados para desarrollar las acciones urgentes que reclama Save the Children contra la pobreza infantil en la comunidad. 

Otro pacto propuesto por el presidente del Grupo Socialista al Gobierno andaluz está centrado en la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, toda vez que la revolución verde de Moreno Bonilla o su legislatura del agua se quedan en “eslóganes” y en un “relato vacío” sin cifras en su presupuesto. Por eso el PSOE plantea, como enmiendas parciales, inversiones reales: 250 millones para proyectos y obras de mejora en infraestructuras hidráulicas, saneamiento y depuración y otros 70 millones para financiar “de verdad” obras de interés autonómico. Ha añadido Espadas un incremento de 25 millones en la partida de prevención y protección ante incendios, ampliando el personal del Infoca.

El quinto acuerdo, según Espadas, engloba otro bloque de enmiendas parciales que inciden en derechos de ciudadanía y su ejercicio pleno. Como primer paso, ha retado a Moreno Bonilla a “rebatir mi tesis de que este presupuesto lo pacta con Vox” y a destinar los 20 millones que propone el PSOE para “revertir los retrocesos en igualdad de género” introducidos en la anterior legislatura de alianza del PP con la extrema derecha y que mantienen en las cuentas autonómicas de su mayoría absoluta. 

El líder socialista andaluz ha lamentado que Moreno Bonilla “habla poco o nada” de juventud y esto se refleja en su proyecto presupuestario, por lo que ha defendido la inclusión del programa de primera oportunidad laboral por 150 millones de euros y 68,4 millones para el plan de ayudas de la Junta al alquiler de vivienda joven.

Ha reivindicado, además, el parque de vivienda como “política regional preferente” que ya cuenta con financiación del Gobierno de España pero que, según ha censurado, “no interesa nada a Moreno Bonilla en su nuevo presupuesto”, por lo que ha planteado 23 millones más para un plan de reforma integral del parque público de vivienda.

Autonomismo real

El secretario general del PSOE andaluz se ha detenido especialmente en la próxima conmemoración del 4 de Diciembre para recalcar que esta fecha es reivindicación de la autonomía y el autogobierno conquistado por el pueblo andaluz en las calles, subrayando que el andalucismo de 2022 tiene que ser “gobernar poniendo el acento en los andaluces y andaluzas” y en reducir la brecha de desigualdad con otros territorios.

“Rafael Escuredo decía que no queremos ser más que nadie pero tampoco menos”, ha recordado, y ha asegurado que esto tendría que reflejarse en las políticas de la Junta y en su presupuesto con políticas ambiciosas para reducir esa brecha de desigualdad, en aumento bajo gestión del PP.

“No vamos a defender un andalucismo de autocomplacencia sino de reconocimiento del 4D y del 28F y de figuras como Escuredo y organizaciones de la sociedad civil sí creyeron en el autogobierno andaluz y escribieron esa historia”, ha remarcado Espadas, recordando que la Fundación Andalucía, Socialismo y Democracia realizarán el domingo en sus Premios 4D un reconocimiento “al pueblo andaluz, a lo que significaron sus reivindicaciones en las calles” y, especialmente, a la memoria de García Caparrós.