Juan Espadas impulsará el mercado de trabajo desde el diálogo social: “A la derecha le da alergia acordar mejoras laborales”

El secretario general del PSOE-A y candidato a la Presidencia de la Junta, Juan Espadas, ha mantenido hoy en Sevilla un encuentro para abordar propuestas de futuro con la secretaria general de CCOO-A, Nuria López, un marco en el que ha apostado por el impulso del mercado de trabajo y de los derechos de las y los trabajadores desde el diálogo social.

“Las decisiones que afecten a las y los trabajadores se llevarán a cabo desde el Gobierno andaluz con diálogo social. Con el PSOE, no se prescindirá de su representación laboral a la hora de tomar decisiones de futuro”, ha subrayado Juan Espadas, que ha lamentado que “a la derecha le da alergia sentarse a negociar mejoras a las y los trabajadores porque prefiere exclusivamente pensar en los intereses de quienes más recursos tienen”.

Para Juan Espadas, las políticas andaluzas tienen que generar riqueza y abordar su distribución justa, tras lo que ha recordado que “Andalucía no ha sido capaz de recortar la brecha de desigualdad”. De hecho, ha advertido de que “hay trabajadores cada vez más pobres y con más dificultades para llegar a final de mes”, por lo que “queda mucha política social que hacer y muchas decisiones trascendentales que llevar a cabo”.

Por ello, Juan Espadas ha considerado el 19J como “vital” para que las y los ciudadanos decidan quién dirigirá una nueva etapa en Andalucía, con “potencial para sacar adelante las grandes transformaciones necesarias”. “El gobierno de Moreno Bonilla no tiene proyecto para Andalucía sino que se ha dedicado a dejarse llevar. Todas las mejoras en derechos para los y las trabajadoras las ha hecho el Gobierno de España, decisiones importantes ante las que el PP ha votado en contra”, ha explicado, tras mencionar el impulso a los contratos indefinidos, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o las oportunidades de acceso al empleo para mujeres y jóvenes.

El secretario general socialista ha señalado que el 19J hay que elegir “qué modelo de sociedad queremos, qué modelo de mercado laboral vamos a desarrollar y cómo gestionar los fondos europeos y las grandes transformaciones que tiene pendiente Andalucía”. “Queremos más Andalucía, queremos autogobierno y autonomía para decidir sin que venga nadie a darnos lecciones de nada. En 40 años de autonomía nos hemos ganado el derecho a tomar nuestras decisiones”, ha dicho.

En la reunión mantenida con CCOO, también se han abordado otros temas como las dificultades de acceso a la vivienda o la situación de los servicios públicos en Andalucía. “El PP no tiene política de vivienda. Hay trabajadores que tienen que dedicar más del 60% de su nómina a pagar la vivienda y eso solo se aborda con políticas comprometidas”, ha incidido Juan Espadas.

Trabajadores machacados por la política mediocre de Moreno Bonilla

Además, ha apostado por que la economía andaluza realice “transformaciones importantes” ante la “incapacidad y desidia” demostradas por Moreno Bonilla, “sin proyecto solvente detrás” en ámbitos como la industria, ganadería o turismo. “El modelo de la derecha es que el gobierno pinte poco, pero desde la izquierda pensamos que justamente el trabajo desde lo público con la iniciativa privada es el que fija un rumbo cierto y permite avanzar a los trabajadores”, ha manifestado, considerando que la Junta tiene “un papel clave para hacer el motor de arrastre a la iniciativa privada en sectores que ahora mismo están muy débiles en Andalucía”.

Respecto a servicios públicos, Juan Espadas ha recordado que Andalucía está “en el penúltimo lugar” en gasto sanitario, educativo y en el ámbito de la dependencia. “Ésta no es la Andalucía que queremos, la Andalucía que avanza es una Andalucía donde recuperemos la calidad de servicios públicos y donde mejoremos la situación previa a la pandemia y no en la deriva en la que hemos entrado porque la derecha no está dispuesta a dar los recursos necesarios”, ha aseverado, tras criticar que esa postura supone “machacar” a las y los trabajadores de sectores como educación, sanidad y servicios sociales comunitarios, afectados por las “políticas mediocres” de Moreno Bonilla.